¿Cómo elegir colchón?

Cuando has llegado a este post, es porque estás pensando en cambiar el colchón y no sabes muy bien por dónde comenzar. Pues en este artículo vamos a intentar ayudarte para que sepas cual es el mejor colchón para tus necesidades. 

Como norma, hay que pensar e n cambiar el colchón a partir de los 8 años de su adquisición, pero realmente, lo que debes de observar es cómo te levantas cada día, si te levantas cansado, con dolores musculares, etc. Para saber si, aunque no hayan llegado esos ocho años, hay que pensar en cambiarlo. 

¡Vamos a ver en que nos tenemos que fijar a la hora de comprar colchon online o en una tienda! 

Un colchón se debe adaptar al peso de tu cuerpo, aguantar y contrarrestar dicho peso, para mantener un equilibrio. No te debes hundir, ni tampoco mantenerte firme como si fuera una piedra, debe de mantener cierta sintonía con tu cuerpo y en relación con tu peso, pero sin dejar de ser cómodo y natural. 

La sensación de bienestar es el siguiente parámetro para escoger el colchón. Si es demasiado duro o blando, no va a permitir que te puedas tumbar y descansar debidamente. Es por eso que recomiendan probar los colchones antes de adquirirlos. Debemos de pensar si estamos cómodos sin cambiar de postura después de unos minutos sobre él, para saber si es el colchón que necesitamos para nosotros. 

Otro factor importante es el grado de firmeza. Eso depende de cada persona y su definición de colchón duro o blando. Ya que para unas personas el colchón puede ser duro y para otros el mismo colchón puede ser blando.  

La transmisión de movimiento: Este punto podría ser importante, es lo que hace o no, que te muevas en la cama si la otra persona se mueve o no, o si se levanta de la misma. Por eso es importante, probar con la otra persona en caso de tener que compartir el colchón. 

Y debes de pensar en la postura a la hora de dormir. Dependiendo de la forma que tangas de descansar hay que elegir el colchón a escoger. En el caso de dormir de lado, la firmeza debe de ser más blanda, ya que este tipo de personas suelen moverse durante la noche y de esta forma cambiar la posición. Pero se necesita un colchón que se adapte a la espalda y al cuello. En el caso de dormir boca abajo, por lo tanto, la postura se centra en el torso, por lo que necesita un colchón de firmeza aún mayor en la columna y que no se curve y se resientan las lumbares. En el caso de dormir boca arriba, en este caso los puntos de apoyo en este caso es importante que estén firmes y no se forme curvatura en el cuerpo, con lo que debe de soportar el peso en nuestro cuerpo. 

Como puedes ver, hay muchos tipos de colchones y muy diferentes, para poder adaptarse a todo tipo de cuerpos o incluso a cualquier tipo de gustos. Solo tienes que armarte de paciencia y probar cual es el que más te gusta. 

Más información

🛏️ Tienda de Colchones Dormilin | Velez Malaga
Loja, 2-A Bajo
https://dormilin.com/
29700 Vélez-Málaga
Málaga

Google Page

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.