Como hago mi propio sistema de riego por goteo

Te has parado a pensar en un sistema para regar tu huerto o tus flores, y buscando cuál sería el mejor, has caído en la cuenta en los problemas de escasez de agua, o en la factura que te pueda llegar, por lo que te interesa optimizar los recursos que tenemos. 

Tal vez en la búsqueda del mejor sistema de riego, hayas llegado a la conclusión de que lo mejor para ti es un sistema de riego por goteo, aunque te eche para atrás el que inicialmente te parezca un sistema complejo, o que te parezca que es más ideal para grandes productores o que requiere una inversión económica elevada. Nada más alejado de la realidad, los sistemas de riego por goteo son bastante baratos y sencillos, y te facilitará recuperar en un corto plazo la inversión realizada. 

Lo primero que debemos hacer es diseñar nuestro diseño del riego que necesitamos para nuestras plantas, esto nos va a servir para saber los metros de tubo que vamos a necesitar, así como estimar los números de codos, o distribuidores que necesitaremos. Si nuestro huerto o jardín es pequeño tal vez, debamos de pensar en un sistema íntegro de 4mm, pero si por el contrario es un huerto de mayores dimensiones, tal vez debamos decantarnos por un sistema de tubo principal de 16mm.  

El circuito va a comenzar en el grifo o suministro de agua. Después se deben colocar tres piezas de gran importancia: programador, filtro y reductor de presión. Normalmente estas piezas tienen roscas de 3 ⁄ 4. La instalación es muy sencilla, e incluso divertida si lo quieres realizar con los más pequeños de la casa. Comenzaremos colocando el programador sobre el grifo y a continuación de éste el filtro. Sobre el filtro, se enrosca el reductor de presión, y hazlo con cuidado, fijándote en la flecha para que coincida con el flujo del agua. A continuación, debes de colocar el conector rosca hembra que permite encajar la tubería principal. Para confeccionar la red de tubos, ya sabes que hay conectores en forma de té, tapones y cruces para poder ayudarte a realizar tu diseño. 

El siguiente paso es agujerear la tuberia de riego por goteo de 16mm para colocar directamente los goteros y para instalar tubos distribuidores, esto lo puedes hacer con un punzón o con un sacabocados. Si lo que estamos instalando son líneas distribuidoras de 4mm el gotero se posiciona al final de cada línea, porque el grosor del tubo no es apto para su introducción directa. Los goteros se introducen a presión, debemos de señalar que están algo duros y que podemos calentar la goma principal para facilitar su introducción, pero que precisamente depende estas uniones, la estanqueidad del sistema. Y, por último, debemos de colocar tapones en los finales de las líneas y en aquellos orificios que no queramos utilizar, para no desperdiciar agua. 

Este sistema de riego es una forma muy válida de ahorrar agua y al tiempo mejorar la eficiencia y la salud de nuestro huerto, así como generarnos una gran tranquilidad, si nos encontramos de vacaciones y no queramos encontrarnos toda nuestra plantación muerta. Y todo con una mínima inversión y una sencilla colocación.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.