¿Qué es un laboratorio dental?

Cuando visites a tu odontólogo habrás visto en su consulta una serie de materiales y diferentes instrumentos para que pueda realizar su trabajo. ¿Pero a que nunca has pensado que parte del trabajo para darte un buen servicio no se realiza allí? Son muchos los avances que ha dado la tecnología, por lo que los dentistas pueden desde reemplazar piezas dentales, hasta diseñar una sonrisa ideal, o colocar implantes de materiales que antes eran impensables. 

Pero debes de saber, que detrás del odontólogo, del implantólogo, etc… Hay un técnico de laboratorio dental y que el mismo tiene un papel fundamental para el trabajo de los especialistas. Este profesional realiza su trabajo en un laboratorio dental, un lugar sanitario y aséptico donde poder fabricar los puentes, coronas, carillas, o cualquier otro tratamiento bucal restaurador. Este especialista es sin duda alguien profesional para poder confeccionar cualquier tipo de prótesis dental, aunque no lo veamos, es tan importante como el propio odontólogo. Dentro de estos profesionales se encuentran los que diseñan, fabrican y elaboran todo tipo de aparatología de las prótesis dentales. 

Su lugar de trabajo, el laboratorio dental es un lugar importante para que su trabajo pueda realizarse sin problema. Es allí donde se van a realizar cualquier pieza o aparato completo que pueda necesitar el odontólogo. En el laboratorio se realiza la mayoría de la aparatología que se coloca en la cavidad bucodental, entre las que se destaca los dispositivos propios de la ortodoncia, férulas de descarga y dentales, puentes dentales sobredentaduras, y otros muchísimos dispositivos más, que pueden colocarse en nuestra boca.  

En el laboratorio es donde se encuentra todo el material necesario para elaborar todas las piezas que se necesiten para devolver a la boda de un paciente toda la pérdida, siempre con la ayuda del odontólogo que es quien realiza las medidas, las pruebas oportunas, la colocación…  

Lo que se realiza en el laboratorio dental es lo que un odontólogo pauta, junto a sus especificaciones para que la pieza que se realiza sea única y se ajuste absolutamente al paciente en cuestión. 

En este lugar, nunca se va a ver a pacientes, ya que los profesionales del laboratorio dental nunca intervienen en la boca del propio paciente, es el odontólogo el que se ocupa de velar por la salud del paciente. El odontólogo se ocupa del diagnóstico, el tratamiento en cada caso y gracias al laboratorio dental se pueden realizar las piezas que necesite el paciente. Siempre únicas y a medida. 

Con el vertiginoso avance tecnológico, hay en la actualidad novedosos materiales y muchas técnicas, lo que hacen que tanto los dentistas como los técnicos de laboratorio tengan que estar en permanente aprendizaje y en trato constante. Con lo que la comunicación entre el profesional de la odontología y los técnicos de laboratorio es muy importante y necesaria para que todos los tratamientos se realicen con precisión y exactitud, para que siempre el cliente se vea beneficiado con un buen tratamiento. 

Sin duda, un laboratorio dental es muy importante para que tu relación con el odontólogo sea ideal, y sus tratamientos sean satisfactorios. 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.