Responsable de comunidades online o community manager: el perfil profesional que tu marca necesita

Responsable de comunidades online o community manager: el perfil profesional que tu marca necesita

No es ninguna novedad que toda empresa haya decidido, en los últimos años, dar el salto al escenario digital. Y es que de no ser así, es bastante probable que tus productos y servicios no lleguen a repercutir en el consumidor de la forma esperada. 

Con tal de remediarlo, una de las claves para mejorar el alcance es apostar por una comunidad virtual estable y amplia. ¿Cómo? Con la ayuda de un community manager. Si crees que tu marca precisa de esta figura, pero a la vez no sabes exactamente en qué consiste, ¡quédate a leer este artículo! Desde GMEDIA, agencia social media Barcelona, te cuentan todo lo que debes tener en cuenta para contratar community manager. 

¿En qué consiste su papel?

Las redes sociales se han convertido en la columna vertebral de múltiples marcas y empresas, aunque también puede terminar siendo su talón de Aquiles. ¿Por qué? Muy sencillo: sin una cuidada y perseverante gestión de redes sociales, una empresa no alcanzará los resultados que buscamos. Así, debemos prestarle la atención que merecen. Y para ello, una excelente opción es contratar community manager. 

Seguro que has escuchado hablar de este concepto incontables veces pero, ¿sabes realmente qué tareas desempeña un community manager? Puede que pienses que su día a día se basa en programar publicaciones en Instagram o Facebook. Sin embargo, su trabajo agrupa muchas más funciones, entre las que destaca la creación ―y mantenimiento― de una comunidad online. 

Así, dentro del marketing digital, un community manager debe definir unos objetivos, enmarcados en una estrategia. Con ello se potencia una mejor y más visible imagen de la marca en cuestión. Y con tal de llegar a ello, el perfil debe ajustarse a alguien capaz de crear contenido y gestionarlo para que este sea consumido por los usuarios. También con capacidad analítica, para monitorizar parámetros como el engagement o el tráfico. 

Y lo que nunca debe descuidar un community manager es la comunicación con la comunidad que se ha creado. Apostar por un clima cercano y humano hará más sencillo los diálogos bidireccionales, así como el servicio de atención al cliente. Hacer protagonista al usuario es algo que jugará a favor del negocio, y es que siempre es un acierto tener en consideración sus sugerencias, recomendaciones y críticas. Eso sí, siempre de carácter constructivo. 

Competencias o skills 

Tal y como se anunciaba al principio de este artículo, la presencia de las redes sociales en el contexto actual es abrumadora. Y, si bien es cierto que es algo que casi todos tenemos al alcance, no es algo que casi todos dominemos. O al menos, no como lo hace un community manager especializado. 

Es por ello que para contratar community manager, es necesario filtrar. ¿Con qué criterio? A continuación se listan los principales requisitos en los que fijarse para optar a una excelente gestión de redes sociales. ¡Toma nota! 

Dominio de herramientas digitales

La mayor parte del tiempo estará sumergido en lo digital. Por esta razón es imprescindible un conocimiento avanzado de las herramientas. Por ello pasa tener experiencia en este campo. Solo así se podrán trazar las acciones pertinentes según los resultados que ofrezca la estrategia. Además, debe ser versátil y adaptarse a cualquier nueva metodología de trabajo. Porque sí, el entorno digital está en constante cambio. 

Organización

Aunque no lo parezca, las labores de un community manager pueden ser muy variadas en un solo día de trabajo. Y es que planificar las publicaciones semanal o mensualmente, atender a las dudas y preguntas de los usuarios, y monitorear qué sucede con el contenido publicado requiere de una capacidad de organización astuta y eficiente, que permita realizar todas y cada una de sus tareas de manera que esto no resulte tedioso. 

Habilidades comunicativas

Es evidente que para “vender” un producto o un servicio, es necesario algún que otro dote de comunicación. Y para ello también es necesario conversar, es decir, ser capaz de mantener vivo ese canal de diálogo bidireccional del que se hablaba unas líneas más arriba. Por ende, es indispensable entender al público y conocerlo, para ofrecerle el contenido que demanda de la manera más fresca y original. 

Redacción y creatividad exquisitas

En relación a lo último que se ha mencionado, será mucho más fácil llegar al usuario con un lenguaje inteligible y sencillo, pero que a su vez evoque un tono persuasivo de forma sutil. En este sentido, deben evitarse a toda costa los errores ortográficos, gramaticales, estructurales y de estilo. Un mensaje bien redactado con coherencia a lo largo de todo el texto es un punto clave. 

¿Dónde contratar community manager?

En caso de querer incorporar su figura a tu equipo, es conditio sine qua non que tengas en cuenta todo lo mencionado durante el artículo. Contar con un community manager implica un plus en los beneficios, por lo que puede que a día de hoy sea más obligatorio que opcional. 

En GMEDIA, agencia social media Barcelona, pueden echarte un cable con eso. Y es que, con profesionales especializados y con ganas de afrontar nuevos retos, encontrar un community manager que encaje con tu negocio no será complicado. Puedes conocer más sobre ellos en su página web. 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *