¿Cómo mantener los pies de un runner?

Si eres un aficionado al mundo del running, vamos, un corredor de los de toda la vida, seguramente a lo largo de tu trayectoria deportiva te hayas encontrado con varios problemas en tus pies. Al igual que es frecuente sufrir lesiones en gemelos, espalda o cuádriceps, en cuyo caso acudimos al fisioterapeuta sin dudarlo, en el caso de los problemas en los pies no es raro encontrarse con runners que tienen cierto pudor en acudir al profesional adecuado en este caso: un podólogo.

El impacto de los pies sobre el asfalto, la pista o la montaña, por más que esté amortiguado por estupendas zapatillas de correr, las cuales han mejorado mucho con los años, no deja de ser en cierta manera una agresión que si no se realiza un cierto mantenimiento de los pies puede acarrear a la larga bastantes problemas que conviene evitar. Y es que cualquier dolencia en la planta de los pies modifica en gran parte la pisada natural y esto es algo realmente arriesgado si correr para nosotros es una actividad que queramos desarrollar a largo plazo.

Vamos a ver a continuación cuales son los principales problemas que se dan en los pies de los corredores:

  • Problemas en las uñas, desde caída de las mismas o hematomas, hasta uñas encarnadas en la piel. Todas estas dolencias son de las más comunes y también de las más molestas; eso sí, también son las que tienen una solución más sencilla.
  • Juanetes: en este caso se trata de un problema importante en los pies de muchos atletas, y que en algunos casos pueden llegar a requerir hasta una cirugía. El juanete más habitual es el que afecta al dedo gordo del pie, aunque también existen otros tipos.
  • Fascitis plantar: podríamos decir que esta fascitis es la que se da con mayor frecuencia en corredores, especialmente entre los principiantes o entre los que se someten a una carga de trabajo no progresiva. La molestia que produce en la propia planta del pie y en el talón es sumamente dolorosa y no es extraño ver cómo causa cojera temporal a muchos pacientes.
  • Dedos en garra o martillo: si bien este es un problema que en muchos casos no causa ningún tipo de problemática en los corredores, si la deformidad de los dedos fuese muy acusada si que complica su actividad deportiva habitual. Se dan casos incluso de dedos en martillo que impiden una correcta pisada al estar el dedo tan retorcido que se apoya sobre la uña. En ciertos casos es recomendable acudir a una sencilla cirugía para solventar el problema.
  • Ampollas: si bien podría catalogarse de algo leve, es cierto que debe atenderse el cuidado de estas ampollas de manera profesional y totalmente aséptica. Las curas en casa no siempre son todo lo correctas que deberían ser y puede acarrear ciertos problemas.

Cómo puedes ver los problemas en los pies si corres no son algo demasiado excepcional. Desde aquí te recomendamos una serie de pautas muy sencillas que te permitirán tener tus pies totalmente a punto:

  • Hacerte un estudio de pisada
  • Comprar calzado de calidad
  • Acudir de forma periódica a tu podólogo (cómo esta Clinica Podologica Madrid)

Con estas tres sencillas tareas verás cómo puedes correr kilómetros y kilómetros, sin lesiones y disfrutando de tu afición.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.