Todo sobre seguros de motos eléctricas

Si te interesa el medio ambiente y quieres aportar a sí cuidado reduciendo las emisiones, tal vez debas ir pensando en adquirir una moto eléctrica. Además, de otras ventajas piensa que si vives en ciudad te permite desplazarte más rápidamente y ahorrar en combustible, que como bien sabemos es un gasto considerable. Pero piensa, que, aun siendo eléctrica, debes concertar un seguro. Para saber que seguro es el que más te interesa para tu moto eléctrica, debes de tener ciertas cosas en cuenta. Y a eso vamos, en este artículo vamos a hablar de las coberturas que debes de tener para poder circular con seguridad y poder disfrutar de tu moto eléctrica. 

Cuando comiences a buscar la mejor póliza para tu moto eléctrica, debes de tener claro que además de circular con un vehículo que contamina menos, debes de recordar, que llevas un vehículo que tiene una serie de necesidades que no suelen contemplar los seguros más comunes de moto. 

Si no contemplas las coberturas que precisan estas motos, estarás rodando con una póliza incompleta y con menos garantías de las necesarias. 

En principio, las motos eléctricas se pueden pactar con la modalidad a terceros o a terceros ampliado, en caso de necesitarlo. Dependiendo de la cilindrada tal vez tengas que contratar un seguro a todo riesgo para tener cubierta al menos el importe que te supuso comprarla. 

Además de las coberturas generales en seguros de motos, estos ciclomotores necesitan coberturas más específicas, sin ir más lejos para la batería o el cable con el que se carga. Estos componentes son esenciales para su funcionamiento y que no nos dejen tirados. 

Nosotros entendemos que, para tener un buen seguro de moto (en parte también para cualquier seguro de autos), debe de contemplar las siguientes coberturas: 

El Seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio. En este caso hablamos de una cobertura obligatoria, cubre los daños que puedas generar a terceros, tanto daños personales como materiales. 

Defensa jurídica y reclamación de daños. Esta cobertura es muy útil en caso de tener un accidente y no haber sido responsable. En algunos casos este asesoramiento también recoge cualquier problema relacionado con la moto, como puede ser reclamaciones a un taller, asesoramiento en caso de multas, o diversas incidencias. 

Cobertura de robo e incendio: Esta cobertura es también común entre motos eléctricas y las que no lo son. Esta cobertura, nos va a aportar tranquilidad, porque si ocurriera alguna incidencia así, es la aseguradora la que responde. 

Asistencia desde el kilómetro 0: De esta forma, y para este tipo de moto, lo mejor es estar cubierto desde que sales de tu domicilio y no desde determinados kilómetros que suele ser lo más común. 

Robo del cable de carga: Tanto el cable como el enchufe son dos aspectos esenciales para el funcionamiento de la moto, si es sustraído, la moto queda inutilizada. Es por esto, que dicha cobertura es fundamental. 

También debes de pensar en si necesitas el vehículo de sustitución…etc. Pero a priori, con estas coberturas, al menos podrás estar tranquil@ cuando salgas a rodar y poder disfrutar de tu viaje a la vez que miras por el planeta. 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.