Cómo limpiar la mampara de la ducha con el mínimo esfuerzo

A lo largo del tiempo hemos ido sustituyendo las cortinas de las duchas o de las bañeras por las mamparas, que son más bonitas y elegantes y además no se llenan de moho como las cortinas. Pero no es oro todo lo que reluce y también tienen sus inconvenientes. Estos inconvenientes son los restos de cal y jabón que poco a poco se van incrustando en la mampara haciendo que quede deslucida. Otro de los problemas es el moho que suele salir en las juntas de la mampara unidas por silicona.

Es complicado mantener la mampara de la ducha limpia, a pesar de los tratamientos anti cal con los que están protegidas las mamparas más modernas, porque siguen quedando marcas de cal y gel.

Productos para limpiar mamparas

En los supermercados nos podemos encontrar con un montón de productos para limpiar las mamparas. Los he probado casi todos y aunque algunos consiguen casi eliminar la cal, a base de frotar mucho, la mayoría son algo agresivos y hay que tener cuidado al respirar los efluvios que desprenden este tipo de productos químicos.

También nos podemos encontrar otros productos, en versión spray, para rociarlos en la mampara nada más terminar de ducharnos. He intentado probarlos pero todo ha sido en vano. Los primeros días, obediente y diligente esparcía el producto, pero me duró poco. Generalmente voy con el tiempo pillado para salir pitando en dirección a la oficina y esos segundos son oro. Así que dejé de hacerlo, por lo que no puedo comentar si realmente funcionan y si son eficaces. No fui muy perseverante, la verdad.

Igualmente está el método casero, que por supuesto es más económico y que consiste en limpiar la mampara usando vinagre. Sí, lo he probado. Para mí no tiene nada que envidiar a los productos que venden en los supermercados, pero tiene un inconveniente y es que, al menos a mí, no me gusta el olor que deja el vinagre.

Para el que quiera probarlo dejo aquí el proceso, es muy sencillo:

  • Se mezcla en un bote con spray, 2 partes de vinagre blanco o de manzana y 2 partes de agua caliente; es decir, la misma cantidad de vinagre que de agua caliente.
  • Se rocía la mampara con la disolución y se deja actuar unos 20 minutos.
  • Se eliminan los restos de la mampara con un paño.

Si hay mucha cal y restos de jabón en la mampara, es conveniente repetir el proceso hasta que no queden restos. Como el vinagre da brillo a los cristales, va a quedar la mampara reluciente. Pero hay otra forma incluso más efectiva, además de ecológica, para limpiar las mamparas y es, utilizar una vaporeta.

La vaporeta para limpiar la mampara

Con una vaporeta podremos limpiar casi toda la casa: desde azulejos, baldosas, persianas, tapicerías, cocina, sanitarios, baños y un sinfín de cosas más. Pero aquí nos vamos a centrar en la limpieza de las mamparas. (Para limpiar las ventanas hay que seguir el mismo proceso).

Para limpiar las mamparas con una vaporeta hay que usar dos accesorios: el accesorio de chorro dirigido y el accesorio para ventanas. El accesorio de chorro dirigido es el que va a ayudar a desincrustar la cal y el jabón de la mampara, ya que el vapor de agua se concentra en un punto y desincrusta más fácilmente la suciedad. La suciedad se va por la presión ejercida sobre ella y por la alta temperatura del vapor de agua.

La mejor forma de realizarlo es empezando por la parte de arriba de la mampara y seguir hacia abajo.

Después de haber desincrustado la suciedad hay que utilizar el accesorio para limpiar las ventanas. No todas las vaporetas incluyen este accesorio. En la web Limpiando el polvo podremos ver qué vaporetas sí incluyen el accesorio para limpiar ventanas.

Con este accesorio para limpiar ventanas se arrastrará la suciedad y agua de la mampara dejándola reluciente y sin marcas. Como en el caso anterior, para que no queden manchas o marcas, es preferible hacerlo de arriba a abajo.
Para eliminar el moho de la silicona, es mejor utilizar otra vez el accesorio de chorro dirigido y apuntar sobre las manchas de moho. En este caso costará un poco más. Después simplemente se pasa un paño para quitar los restos.

Como esto es tedioso yo he optado por cambiar la silicona por otra silicona anti moho, de esta forma me evito tener que estar limpiándola constantemente. Se puede encontrar en cualquier droguería. La hay transparente o de colores. Yo elegí la transparente que es más discreta.
La vaporeta la podremos utilizar en un montón de situaciones. Podremos limpiar la bañera y ducha de igual modo que los sanitarios que, además de eliminar la cal de los mismos, quedarán totalmente desinfectados.

Usos de la vaporeta

Pero, para saber qué tipo de vaporeta es mejor utilizar, dependerá del uso que queramos darle. Si solo la vamos a utilizar puntualmente, para limpiar las mamparas por ejemplo, entonces seguramente una vaporeta de mano será más que suficiente, ya que son más pequeñas, ocupan menos sitio y también son más baratas. Pero, por contra, tienen menos presión y el depósito es más pequeño con lo que toca rellenarlo más veces y esperar unos minutos a que esté lista para usarse después de llenar el depósito.

Las vaporetas de trineo por contra son algo más caros y habrá que buscar un hueco para guardarlas, pero podremos limpiar la vivienda sin tener que ir rellenando el depósito. Si además queremos limpiar el suelo con ellas, entonces son las más adecuadas.

Conclusión

Resumiendo, hay un montón de soluciones en el mercado para limpiar las mamparas. Desde productos químicos que puedes encontrar en la mayoría de los supermercados, soluciones más caseras y ecológicas usando, por ejemplo, vinagre, o ya utilizando electrodomésticos que facilitan la tarea y que puedes usar para limpiar otras cosas.

Yo he probado un montón de opciones y la que más me ha convencido ha sido la vaporeta, no tengo mucho tiempo y necesito soluciones que requieran poco esfuerzo y tiempo. Pero cada uno, dependiendo de sus circunstancias, preferirá una solución u otra.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.