¿El seguro cubre los desatascos?

Tal vez te hayas preguntado en alguna. En esta ocasión, si en caso de sufrir un atasco, tu seguro del hogar cubre el desatasco. Tal vez sea porque tus tuberías están atascadas y necesites buscar solución a este problema, o simplemente saber si estás cubierto por si en algún momento te sucede. 

Para saber si tu seguro del hogar te da esta cobertura, se debe de conocer bien la póliza que tienes contratada. Como bien sabes, no todas las pólizas son iguales y dependiendo de lo que tengas contratado en ella pueden variar las coberturas.  

Una de las formas más sencillas de saber si estás cubierto ante un atasco de tubería es sentarte y leer tu póliza tranquilamente. Normalmente, tendrás la póliza en papel, pero en caso de que lo hayas contratado online, tendrás un correo con el contrato y con todo lo que incluye este contrato, y si no, reclamaselo a tu aseguradora.  

Aunque no te parezca importante, deberías de tener especial interés en ver si estás cubierto ante este tipo de problemas. Lo normal es que nuestras cañerías funcionen correctamente, pero con el paso del tiempo y el uso diario de todas ellas, es fácil que se vaya acumulando la suciedad en sus paredes y de esta forma que se genere un atasco. Cuando esto se produce, es una situación que es muy molesta y que implica no utilizar los desagües con normalidad y necesitar una solución para los problemas con rapidez. 

Si tienes un seguro que cubra los daños que causen las aguas, debes de tener claro que si esto sucede no vas a tener que pagar nada en el caso de tener que hacer alguna reparación o necesitar a un especialista. En este caso, debes llamar a una empresa de destapes de cañerías y que puedan subsanar el problema y que tu seguro se haga cargo del importe de su factura. Gastos generados por tener que detectar dónde está el atasco, que en ocasiones se necesita incluso maquinaria especializada, la posible necesidad de sustituir tuberías, o de lo que sea necesario realizar para poder desatascar los desagües para que el agua corra perfectamente. 

De esta manera vas a estar cubierto para cualquier tipo de imprevisto, teniendo en cuenta lo molesto que llega a ser no poder utilizar, por ejemplo, tu fregadero. Tener que sufrir los hedores que puede expulsar su desagüe al tener alimentos en putrefacción atascados.  

Tener este servicio en tu póliza siempre va a facilitarte la vida. No es lo mismo tener que buscar a un fontanero por tu cuenta, que buscar a uno que sea un profesional y no un aficionado, y tener que abonar su factura, que como bien sabemos, un fontanero suele conllevar un importe bastante elevado. Mientras que si tienes este servicio contratado, tan solo vas a tener que levantar el teléfono y que tu compañía aseguradora se haga cargo de todo. 

Lo adecuado siempre es realizar un cierto mantenimiento de las cañerías, al menos de forma doméstica, para evitar o retrasar la visita de un fontanero. 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.