¿Cuál es y cómo alargar la vida útil de un coche?

Para muchos conductores resulta complicado identificar el momento oportuno para cambiar su vehículo por uno nuevo. Y es que la mayoría no conocen cuáles son los aspectos más importantes a considerar ni qué medidas se deberían tomar para intentar alargar su vida útil.

Por ello, desde el taller de lunas Ralarsa, te explican a continuación qué hay que tener en cuenta para detectar posibles indicativos en cuanto a la renovación de tu coche. Algunos de los servicios que claramente juegan a favor de un mantenimiento eficaz son la reparación de lunas y pulir faros coche. ¡Sigue leyendo para más información!

Factores que determinan la duración de un automóvil

Comprar un coche es una de las inversiones más comunes. Sin embargo, a medida que los años pasan este va perdiendo su valor, así como algunas de sus funciones se desgastan progresivamente.

Actualmente se estima que los vehículos actuales suelen rondar los 14 años de vida útil, mientras que los coches más antiguos podían llegar hasta los 16 o incluso 17. Esto es, en gran medida, a causa de los componentes electrónicos que se han ido introduciendo conforme la tecnología ha avanzado. 

Se trate de un automóvil más nuevo o más viejo, el mantenimiento es algo que no se puede obviar ni posponer. Así, es importante prestar atención a la reparación de lunas en caso de grieta o golpe o a tratamientos complementarios que también resultan esenciales como pulir faros coche. Aunque, según expertos en motor, a partir de los 8 años de antigüedad es momento de estar todavía más pendiente del vehículo, y sopesar si el mantenimiento sale más a cuenta que plantearse comprar un coche nuevo. 

Otro aspecto que sin duda es clave es el kilometraje. Cuantos más kilómetros lleve recorridos un automóvil, más se desgasta. Por ende, su vida útil disminuye. Lo recomendable es no sobrepasar los 320.000 kilómetros.

Claves para alargar la vida útil

Un buen estado en tu coche no resulta complicado si te riges a algunos de los consejos más habituales. Desde Ralarsa, taller de lunas, te los listan a continuación:

  • La manera de conducir. El uso que el usuario hace de su vehículo influye de forma directa en el funcionamiento de este. Por ello, se trata de no exigirle más de la cuenta si la ocasión no lo requiere. Por ejemplo, es importante esperar a que el motor se caliente antes de arrancar. La conducción debe ser eficiente y progresiva en todo momento, realizando cambios de marcha lo más fluidos posible y evitando maniobras muy bruscas.
  • Mantenimiento adecuado. Como bien se suele decir, es mejor prevenir que curar. y es que aunque mantener un coche no resulte “económico”, las reparaciones que pueden surgir de ahí siempre son peores. Por ello se aconseja recurrir al taller ante cualquier anomalía que se detecte. 
  • Limpieza. Parece un tema secundario, pero la realidad dista de ello. Es importante mantener el automóvil limpio, tanto por dentro como por fuera. Primero para evitar accidentes causados por poca visibilidad, en lo que entraría el hecho de pulir faros coche, e interiormente para no potenciar la aparición de gérmenes, algo esencial especialmente en los tiempos que corren. 

Todos estos consejos y más, de la mano del taller de lunas Ralarsa. Servicios como la reparación de lunas a domicilio en caso de urgencia o pulir faros coche son algunos de los más aclamados por los conductores. ¡Descubre su amplio abanico y apuesta por un coche más longevo!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.