Trucos para quitar el miedo al dentista

Si hay un miedo bastante común para muchas personas es el miedo al dentista. Este miedo es técnicamente conocido por Odontofobia. Es importante diferenciar que no es igual hablar de cierto nerviosismo que se puede tener en momentos antes de entrar a la consulta, que hablar de una fobia a este profesional. Esta fobia es un gran malestar que puede generar un problema grave para quien la padece. 

El elemento que puede diferenciar una posible ansiedad por ir al dentista de una fobia, la diferencia es que la persona evite a toda costa ir a la consulta. Las personas que tienen miedo, acuden a este especialista sin darle mucha importancia, mientras que los que sufren odontofobia evitan hacerlo a pesar de las afecciones que puedan estar sufriendo. 

Para combatir este problema queremos ayudarte a darte unas claves para poder acudir con más tranquilidad y confianza a estos profesionales. 

1.- Expresarte sobre cómo te sientes. Si tienes cierta confianza con el dentista, habla con él y con su personal del problema que sufres. Transmite las sensaciones que te genera estar ahí, la preocupación, y el temor que sientes para que tu vínculo con él sea más personal y tenga un poco de mano izquierda a la hora de trate. Expresar tus sentimientos, hará que al menos te sientas relajada y que tengas más confianza. 

2.- Pregunta a tus familiares y amigos. Siempre la mejor manera de encontrar un profesional que te dé confianza es recurrir al boca a boca. Siempre es ideal que alguien de tu confianza te pueda asesorar sobre el profesional en cuestión. 

3.- Pregunta: Cada persona tiene unas necesidades, por lo que hay que recopilar información sobre el tratamiento que necesites. Pedir cualquier explicación sobre lo que tengan que realizarte es lo que sin duda más te va a ayudar para estar tranquilo a la hora de acudir al dentista. 

4.- Relájate: Hacerlo uno mismo sería lo ideal, realizar técnicas de relajación o yoga que cuando vayas estés más tranquilo es algo que puede hacer que acudir a la consulta, pero en ocasiones es imposible y hay que recurrir a ayudas externas. Si haciendo técnicas de relajación, no se consigue, lo ideal es que hables con tu médico para que te pueda asesorar sobre qué tomar y rebajar tu nivel de ansiedad. No es para nada tarea fácil, pero siempre existen ayudas. 

5.- Acudir a un profesional reputado como puede ser los de esta clínica dental en Torre del Mar. Al ser un problema que resulta ser grave, y más si tenemos la necesidad de ir, pero no podemos por el miedo que nos genera, debemos de acudir a un profesional como puede ser un psicólogo o un psiquiatra para que nos ayuda a sobrellevar ese problema, o nos dé pautas sobre cómo poder superar este problema. Siempre nos pueden aconsejar sobre como poder hacer de ir al dentista algo más sencillo.  

Aunque mucha gente tenga miedo, realmente no es considerado como odontofobia. Es cierto nerviosismo el que tienen, pero para las personas que tienen odontofobia es un problema realmente grave ya que supone una limitación que puede repercutir en su salud. 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.