Falsos mitos: la carne de cerdo no es sana

Cuántas veces hemos oído que la carne de cerdo no es buena, que no es recomendable su consumo. Pues bien, vamos a tratar como merece este tema. Si bien es cierto, nosotros consideramos que es importante diferenciar entre carne roja y blanca. Ya sabemos que la carne vacuna es del primer tipo, mientras que por ejemplo el pavo es del segundo grupo, y ¿el cerdo? El cerdo se considera como carne rosada. La carne blanca es la de los animales más jóvenes, o bien la que cocinada permanece blanca. Por el contrario, la carne roja, es la que tiene ese mismo color antes del cocinado y durante el mismo se oscurece. Sin embargo, nutricionalmente se basa la diferencia en la mioglobina, una proteína que tiene el color rojo de la carne, y que la carne roja posee más que la blanca.  

Como hemos señalado la carne de cerdo se denomina como rosada, desde el punto de vista nutricional, tiene una alta cantidad en mioglobina, por lo que se consideraría roja. Pero al ser cocinada se considera una carne que se queda a medio camino entre la carne blanca y la roja, de ahí que sea carne rosada. Si te preguntas porque se considera en ocasiones carne blanca, es por su color en crudo, ya que es igual que la del pollo y el pavo, pero al igual que esta da lo mejor al ser cocinada y con el cocinado elimina el riesgo de tener algún parásito y bacterias presenta en este tipo de carne.  

La mayoría de la gente piensa que es una carne que es demasiado grasa, pero va a depender mucho del corte del tipo animal que se trate. Expertos en la materia nos han explicado que el cerdo se puede consumir fresco o bien se puede usar para producir embutidos. Para consumirlo fresco se usan cerdos de hasta 100 kg, se consideran necesarios los cerdos “light” denominados así por su tamaño, mientras que para la elaboración de embutidos se necesitan cerdos de al menos el doble de peso. 

Pero ¿Es mala la carne de cerdo entonces? Todo depende de cómo se consuma. Como todo, no se debe abusar de ella, sobre todo por las sustancias nocivas que pueda tener, qué van a depender del tipo de crianza que haya tenido. Por lo que es recomendable preferir carne ecológica. Aunque se considere que sea una carne muy grasa depende de qué zona sea el corto, porque sin ir más lejos el lomo del propio animal es una zona musculosa sin gota ni grasa. Lo ideal es que para que el consumo sea seguro, la carne debe de ser clara, rosada y de un color homogénea y su olor debe de ser agradable, fino y delicado. Además, debe de ser compacta, y tener una grasa blanca, suave al contacto y firme. Debemos de evitar las carnes flácidas con un color desigual, y también si tiene grasa blanca o amarillenta. 

Como cualquier alimento debe de consumirse con moderación, pero sin duda no hay que demonizar. Si quieres comprar jamón de calidad, puedes hacerlo con toda confianza.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.