La arquitectura invisible

En este post vamos a hablar de la arquitectura invisible, ¿No sabes lo que es? Pues sigue leyendo. A grandes rasgos, este tipo de arquitectura es capaz de aunar creatividad y sostenibilidad en los edificios de cualquier tipo de tamaño, que gracias al uso de materiales funcionales y de efectos ópticos, permite que los edificios se camuflen en el ambiente hasta casi ser invisibles. 

Pero vamos a profundizar un poco más a continuación.

Este tipo de arquitectura nace a partir de la idea de eliminar cualquier tipo de estructura o hacer invisible cualquier tipo de frontera, es una corriente que mantiene una búsqueda constante en integrar los edificios con el paisaje, reduciendo al máximo la contaminación visual. Gracias a la creación de espacios funcionales y de diseños de lo más inspiradores, este tipo de construcción comienza a ganar relevancia.  

Cuenta con características propias, como pueden ser la apuesta por cristales de gran tamaño, para fomentar el aprovechamiento de la luz natural y contando con la incorporación de plantas y elementos de origen natural en la mayor parte del espacio del edificio, para fomentar el bienestar. 

La arquitectura invisible pone su punto de mira principal en proporcionar confort y sostenibilidad, gracias a las impresionantes creaciones de edificios que gracias a los diferentes efectos ópticos pueden llegar a transparentar casi al completo sus paredes. Es por todo esto, que se puede decir que la arquitectura invisible es muy parecida a la arquitectura orgánica en la que es primordial la sostenibilidad, el respeto y el equilibrio con el ambiente del mismo lugar en el que se ha pensado ubicar la construcción, pero en este caso sumándole la mayor creatividad posible. 

Esta corriente arquitectónica nace en la primera década del milenio, y se alimenta de corrientes como la alta tecnología, pero siempre orientada a lo anteriormente dicho, el generar bienestar empezando desde la mirada. En estos casos los edificios invisibles no se basan en técnica y tecnología, sino que potencian el paisaje.  

En este caso y a diferencia de otras corrientes arquitectónicas que muestran las capacidades humanas dominando y transformando a su antojo el paisaje, en este caso, su cometido es acomodarse a la actualidad, intentando no distraerse, no ser llamativo para la vista, ser funcional y poder aprovechar todo lo que la naturaleza ofrece, empezando como hemos dicho por la luz natural. 

La constante búsqueda del ser humano por mejorar y estar cada vez mejor hace que cada vez intente huir más de la sobreestimulación propia de las ciudades y de la saturación del espacio, para fomentar la tranquilidad, tan demandada en esta época. 

En definitiva, un uso adecuado del espacio, para fomentar el bienestar sensorial y emocional, siempre apostando por el uso de los recursos sostenibles. 

Más que ser un tipo de arquitectura que se apoya en la ciencia ficción, es un movimiento totalmente visionario, ganando cada día más adeptos. De esta forma, se intenta que, a pesar de ser un espacio modificado por los humanos, se pueda sentir libertad, buscando el equilibrio del espacio y el medio ambiente.

Continúa leyendo en https://www.klicarquitectos.com/

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.