¿Por qué hay más locales comerciales libres?

Si estás al día de las tendencias inmobiliarias, te habrás dado cuenta de que la oferta de locales comerciales ha aumentado de forma exponencial, ya que muchos inquilinos han tenido problemas para hacer frente a los pagos del alquiler. No descubrimos nada si decimos que a consecuencia del Covid-19 el sector inmobiliario se ha visto sacudido y ha sufrido grandes cambios. Aunque si que es cierto, en caso de algunos arrendatarios ha preferido tener ocupado sus locales, con importes menores a que se les quedaran vacíos, pero este caso ha sido un porcentaje mínimo. Según las encuestas realizadas, las rentas han caído en algunos casos hasta un 25%, sin embargo, los locales vacíos alcanzan hasta un 30% en determinadas zonas, lo que ha supuesto un importante revés. 

El aumento de locales comerciales para alquilar, aparte de generar una mayor oferta y una mayor posibilidad de elección, tiene más consecuencias. 

Una de ellas, es la disponibilidad de dichos locales en primera zona, algo que antes de la pandemia era del todo impensable. Ni que decir tiene, que grandes empresas aprovechan esta caída de precios para hacerse con muchos locales que antes eran impensables.  

Esto queda más que claro, cuando das un paseo por cualquier ciudad de España, ya sea de mayor o menor tamaño y ves los numerosos carteles en los que podemos leer “se alquila”. 

Antes de que el Covid-19 apareciera para sacudir nuestras vidas, la oferta de locales de tipo comercial no era tan grande como lo es ahora, debemos de tener en cuenta que la digitalización y el teletrabajo, llegó a nuestras vidas para quedarse, y muchos trabajadores o empresarios, decidieron o intentaron ahorrarse el alquiler y los gastos que vienen de éste y fomentaron el trabajo desde casa, fomentando también una mayor seguridad, tanto para ellos como la de sus trabajadores. Lo que ha hecho que el aumento de stock de tiendas, y locales aptos para trabajar.  

El mundo de los inmuebles comerciales está en una evolución constante. En parte debido a la integración continuada de la tecnología en la industria y en los diferentes tipos de propiedades. 

Además, este aluvión de locales ha hecho que los precios sean más razonables, pero si debemos de pensar que la bajada de precios no va a ser eterna, y volverá a los importes que tenían antes de la pandemia.  Pero, aunque se tiene bastante esperanza con la vacunación y la “nueva normalidad” a la que nos llevará, es cierto que no va a ser inmediato. Por lo menos hasta el otoño de 2021, los inversores, tanto grandes como pequeños, no creen que se vuelva a precios y disponibilidades pre pandemia. 

También existen otros desafíos provocados por la digitalización y el fomento del teletrabajo.  Esta nueva manera de trabajar, tan en alza, será muy común en las nuevas generaciones. Este nicho de población será el que en los próximos años cope el mercado de los locales comerciales. Ya que, aunque una parte del trabajo se pueda realizar en casa, siempre habrá necesidad de acudir a un lugar de trabajo, por diferentes motivos, aunque pueda sorprenderte, hasta razones psicológicas. 

Entonces, ¿Qué sucederá tanto con los locales comerciales como con las oficinas?  Los expertos en este sector nos comentan que, aunque hay una bajada de precios u una disponibilidad mayor, va a ser necesario un lugar de trabajo en el que poder fomentar las reuniones de equipo o poder recibir a los diferentes clientes. 

Aunque, como ya hemos dicho, hay un sinfín de locales ahora en núcleos urbanos o primera línea, donde antes era imposible ni pensarlo o bien por precio o bien por disponibilidad, el mercado no está muerto ni mucho menos, y mantiene una cuota de negocio muy interesante. Aunque es sector inmobiliario, nada tiene que ver con los cambios que se han producido, por ejemplo, en la búsqueda de casas o pisos ya sean para compras o alquiler, este mercado resiste mejor, ya que los requerimientos no han variado tantísimo. 

Sin duda un sector muy antiguo, pero en un marco nuevo absolutamente. Renovarse o morir es sin duda uno de los lemas que más escuchamos en el sector. Propietarios de bajos que inicialmente eran comerciales han tenido que dar una nueva vida a sus locales y por ejemplo transformarlos en viviendas. Aunque esto no parece convencer a todo el mundo. Ya que uno de los principales inconvenientes a los que se enfrentan las personas que quieren realizar este cambio de utilidad en su propiedad, tienen que hacer una serie de cambios que requieren unos trámites que puedes dilatarse hasta 15 meses. Por no hablar, que es necesario tener cédula de habitabilidad para uno como vivienda. Otros bajos no tienen apenas ventilación o la luz es inexistente y las reformas son más caras que esperar a ver si el mercado vuelve a su estado original. Pero es cierto que como en el caso de la vivienda, después de la pandemia, mucha gente pensó que poder salir a la calle en tu propiedad privada y tener un mínimo de libertad, propietarios de locales comerciales, han pensado en dar una segunda vida y aprovechar el tirón de este perfil de propietario.  

Si no tienes muy claro qué hacer con tu local, o por el contrario, te encuentras en la tesitura de necesitar un lugar donde trabajar sin compartir espacio con la familia, pero no sabes ni por dónde empezar, lo que siempre aconsejamos es que te pongas en manos de profesionales. Acude a una agencia inmobiliaria (como podría ser B&R inmobiliaria en Bogotá) que te pueda asesorar en todos los campos o recurre a un experto en la materia, porque sin duda son ellos los que mejor nos van a poder explicar qué es lo mejor para nuestro caso. 

Debemos de tener claro, que el sector inmobiliario aunque se ha visto muy sacudido pero no debemos de pensar que este momento que vive dicho sector va a ser eterno y que como ya hemos dicho, todo irá cogiendo precios y ocupaciones como venía siendo antes de que un virus nos cambiará la vida.  

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.