Problemas más comunes en las calderas de gas

Cualquier avería de la caldera de gas puede suponer un problema grave cuando se produce en invierno. Normalmente si su uso es normal, y se realiza el mantenimiento necesario y el obligatorio, no suelen tener demasiados problemas. Pero hay que ser realista, y el uso prolongado y el tiempo que tenga la caldera de gas, va a conllevar algún problema asociado. En este post, vamos a hablar de los problemas más comunes. 

No siempre es sencillo saber el motivo que origina un mal funcionamiento de la caldera, pero hay en ocasiones síntomas que nos puedan ayudar a saber qué es lo que le pasa. 

  • No funciona el agua caliente: Si el agua no calienta, el problema puede estar en la bomba de presión. Puedes comprobar la presión de la bomba que debe de estar entre kg y kg. Si el problema continúa ajustando esto, puede que el fallo esté en la válvula de tres vías, y entonces tengas que cambiarla. 
  • Cambios de temperatura: Si has sufrido en la ducha el cambio de agua caliente a agua fría de golpe, debes de pensar que la sonda de temperatura o el intercambiador se ha podido deteriorar, normalmente sucede con el tiempo. Esto no tiene más solución que cambiarlos por unos nuevos. Mientras que, si lo que le pasa a la temperatura, es que el agua sale templada, el problema suele estar en el caudal, es decir, hay demasiada agua para calentar y no le da tiempo. 
  • Aviso de error en la caldera: Algunas calderas notifican mediante un código un error, si este es tu caso, normalmente se debe a que la salida de humo no está pudiendo evacuar bien. En este caso, debes acudir a un profesional cualificado porque la avería es grave. 
  • La calefacción no funciona correctamente: Si esto es lo que le sucede a tu caldera, lo primero que debes es comprobar el termostato, a ver si tiene la temperatura correcta. Si no es así, puede que la pila del mismo esté agotada o bien que el cable de la conexión esté suelto. Si todo está correcto, de nuevo hay que pensar en la válvula de la caldera. 
  • La caldera hace ruido: escuchar ruidos en la caldera suele ser el mejor de los indicadores para demostrarnos que algo no va bien. Si se nota una vibración, puede que sea la carcasa que está mal colocada o que hay algún tipo de problema en el extractor. Si por el contrario es un silbido, lo normal es que el intercambiador esté sucio. Mientras que si oyes una pequeña explosión, lo que se debe de limpiar la cámara de combustión y también comprobar que la válvula de gas está bien regulada. 
  • – Goteos: En este caso debemos de revisar la presión del manómetro. También revisar la llave de llenado a ver si está en un buen estado o debemos sustituirla, y si ni con eso va como debe y seguimos con goteo, tal vez alguna pieza tenga algún poro y la tengamos que sustituir. 

En cualquier caso, lo que siempre debemos de hacer es acudir a un técnico en calderas de gas, que nos pueda dar solución a nuestros problemas.

Siempre puedes llamar a especialistas en reparación de calderas fuencarral como estos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.