¿Cuánto tarda en cargar un coche eléctrico?

En la actualidad, el tiempo de carga de un vehículo eléctrico varía dependiendo de determinados factores, fundamentalmente por la batería del vehículo y la posible potencia del punto de recarga. Debido a las mejoras continuas en las baterías, los cargadores y la capacidad por el estudio y la innovación, el tiempo de carga de un coche eléctrico puede variar entre los 5 y los 60 minutos. 

Para determinar el tiempo de carga de un coche eléctrico se deben de tener varios factores o situaciones que hacen que los tiempos puedan oscilar. Factores como los conectores, el tipo de batería o la potencia de la estación de servicio o el tipo de vehículo, son factores que determinan el tiempo para poder volver a utilizar el coche. 

Normalmente en los puntos que podemos encontrar fuera de casa, podemos encontrar diferentes cargas, vamos a hablar un poquito de ellas. 

Carga Básica: Es el tipo de carga más lenta de todas, ya que se carga es de baja potencia. Normalmente las personas que no disponen de wallbox en casa, es el tipo de carga que se utiliza en de forma doméstica y pueden llegar hasta las 30 horas de carga. 

Carga Semi-Rápida: En este tipo de carga, se puede tardar hasta 2 horas de carga para un vehículo eléctrico. Estas estaciones de carga, son las que podemos encontrar en lugares públicos como aparcamientos, centros comerciales y trabajan con cargas trifásicas. 

Carga Rápida: Este tipo de carga es la ideal para viajes largos y continuos, y el tiempo de carga suele ser de 30 minutos. Si bien es cierto, se necesita un terminal inteligente que facilite recargas a una potencia de conexión alta. 

Carga Ultrarrápida: Por increíble que te parezca, puede tardar entre 5 y 10 minutos. Ese es el tiempo que tarda en cargar una batería en una estación con posibilidad de carga ultrarrápida. Aunque en un momento dado, nos pueda salvar la vida, los expertos desaconsejan el uso frecuente de este tipo de carga, por su manera de forzar la cargad e la batería, al igual que no es ideal las cargas muy lentas, como las del primer tipo que hemos explicado, porque en este caso, la carga prolongada no es ideal. 

Si que es cierto que una de las ventajas de los coches eléctricos, además de sus cero emisiones, es que pueden recargarse en muchos lugares. Desde tu domicilio a estaciones de servicio a garajes comunitarios. Hoy en día, además hay distribuidoras eléctricas que nos van a facilitar desde ponernos en un punto de recarga en nuestros hogares a indicarnos cuál es la estación de recarga pública más cercana a nosotros. 

Como puedes ver, no es nada complicado encontrar dónde poder recargar dependiendo del tiempo que dispongamos. Además, el creciente uso de estos coches, hace que cada vez se estudie más como poder acortar tiempo de carga con mayores sistemas de seguridad.  

La apuesta por estos coches, es sin duda una de las mejores opciones para nuestro planeta y para nuestro bolsillo, si podemos regular los tiempos de carga en tarifas eléctricas más económicas. 

Para más información al respecto entra aquí: cargador coche eléctrico

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *